Política

NARCOTRÁFICO Y POLÍTICA

Dos toneladas de marihuana en un camión de la sobrina de Gildo Insfrán

Además, estarían involucradas otras empresas pertenecientes a la familia del gobernador de Formosa. En febrero había sido detenido un funcionario de Insfrán con 60 kilos de cocaína.

Miércoles 19 de octubre de 2016 | Edición del día

Fotografía: La Ruta Produciones. Gildo Insfrán junto a Daniel Scioli en la campaña presidencial de 2015

El 15 de octubre, personal de gendarmería, bajo orden de la Jueza Federal de Resistencia Zunilda Niremperger, interceptó en Formosa un camión que, en cajones de zapallitos, ocultaba casi 2600 kilos de marihuana, organizados en 3000 paquetes o “ladrillos”. El cargamento provenía de Paraguay e iba rumbo a Buenos Aires.

Ahora, diarios formoseños informan que la empresa de camiones utilizada pertenece a “Mayorista Santa Rita”, de Javier Ávalos y su esposa, Liliana Mabel Tijera Insfrán, sobrina de Gildo Insfrán, un verdadero “barón” peronista que gobierna Formosa desde 1995 hasta hoy.

Además de la empresa mayorista y los camiones, el matrimonio Ávalos-Insfrán tiene dos supermercados y una flota de automóviles de alta gama. Fuentes vinculadas a la causa expresaron en los medios locales que en estos negocios están involucradas tres sociedades: Mini Precios SRL, de Liliana Mabel Tijera Insfrán y su madre, Gladis Eulogia Insfrán, prima del gobernador; Santa Rita SRL, de Javier Ávalos y su hermana, Ramona Yali Ávalos; y FAVASA SRL, donde los dueños son Javier Ávalos y su esposa.

Antecedentes: un funcionario de Insfrán detenido por narcotráfico

En febrero, un funcionario de Insfrán fue detenido mientras transportaba en su vehículo unos 60 kilos de cocaína. Se trata de Pedro Ramón Bareiro, ex asesor del Ministerio de Economía de Formosa. Fue revelado de su cargo debido a éstos hechos.

El cargamento fue descubierto no por iniciativa de las fuerzas de “seguridad” sino porque Bareiro, que viajaba con su familia, tuvo un accidente. El ex funcionario, su esposa y su hijo fueron encontrados infraganti mientras escondían cajas con cocaína entre los pastizales.

¿Pase de facturas?

Iniciándose en pleno menemismo, Insfrán sobrevivió todo tipo de crisis políticas y llegó a gozar de trato preferencial por parte de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que lo ensalzó como miembro del proyecto “nacional y popular”. La lucha del pueblo Qom, denunciando un verdadero genocidio silencioso en las tierras de Gildo, no hizo vacilar la alianza de la ex presidenta.

Al calor de los asesinatos de miembros de las comunidades originarias, se extendió la frontera de la soja y los grandes negocios, incluyendo los de la familia del gobernador. Los socios ahora involucrados en el cargamento de narco-zapallitos gozaron de un vertiginoso crecimiento económico en los últimos años. Lo que podría indicar que el negocio del narcotráfico no es una novedad entre el clan Insfrán.

Si esto es así, es imposible que semejante volumen de cargas ilegales haya pasado tranquilamente por las fronteras sin la complicidad de la vasta red de gendarmes, prefectos y hasta miembros de las Fuerzas Armadas que el kirchnerismo desplegó en Formosa mediante el operativo Fortín II. ¿Será esto un pase de facturas?

Lo cierto es que mientras el Gobierno de Macri y los gobernadores impulsan una campaña de demonización y saturación policial de los barrios populares, acusándolos de ser el foco del narcotráfico y la llamada “inseguridad”, dos escándalos revelan que los grandes negocios ilegales son negocios capitalistas, amparados por las fuerzas de “seguridad”, jueces y políticos.

En Rosario, una red de empresarios cayó por asociación ilícita, estafas inmobiliarias de una magnitud cinematográfica y lavado de dinero proveniente del narcotráfico: tres ex ministros del gobierno provincial son los abogados defensores. El dato se suma a la larga seguidilla de escándalos que involucran a la policía en la organización del narco y la trata de mujeres tanto en Santa Fe como en Córdoba y Buenos Aires. Ahora, es el Gobernador de Formosa el que aparece involucrado.

Te puede interesar: Delincuentes “cool” e hipocresía estatal en Santa Fe




Temas relacionados

Gildo Insfrán   /    Marihuana   /    Narcotráfico   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO